Nuevo vino del Somontano: “de Beroz”

El último vino de la Denominación de Origen Somontano se llama “de Beroz” y es de Beroz… de Mariano Beroz. Conozco a Mariano desde hace veinte años. Por aquel entonces coincidíamos en la incipiente D.O.

Esencia de tintos
Esencia de tintos

El era, es, un viticultor joven con mucha fe en el futuro y en el potencial de sus vinos. Llegó a la Presidencia del Consejo Regulador (casi 20 años también) y allí sigue. Ha visto, ha vivido, ha participado en la eclosión de una zona que se ha puesto de moda en el sector. Llegaron más y más bodegas… grandes grupos inversores. Cambiaron de manos Bodega Pirineos y Viñas del Vero;  a Barbadillo y González Byass, respectivamente.

Da vértigo mirar hacia atras. Y en tan sólo dos décadas.

Mariano puso sus viñas, su experiencia y su buen hacer en un proyecto empresarial de esos “faraónicos”, de los que surgieron al calor del “ladrillo”. Y llegó la crisis…

El otro día estuve en Barbastro, almorcé con él (dos huevos fritos, panceta y vino) y vi de nuevo brillar los ojos de Mariano. Ya desligado de su anterior aventura, comienza el nuevo proyecto con su propia Bodega. Eso sí, parte con su vino que ya se estaba criando en barricas y botellas en las otras instalaciones.

Visité los 2000 metros cuadrados donde ya ha empezado a diseñar su nueva Bodega. Funcional y acogedora a la vez… en naves industriales. Lo tiene claro, le bulle el cerebro de ideas y habla ilusionado. ¡Volver a empezar! Pero ahora es más fácil. Tiene ganado su prestigio y no le faltan candidatos para distribuir sus vinos.

Me regaló una botella de cada una de sus elaboraciones para que las catara y le contase. Todavía no he probado todas. El rosado lo llevé a un restaurante y

Mariano Beroz
Mariano Beroz

lo catamos comiendo con unos amigos. Nos encantó: color fresa intenso, potente nariz, aromas limpios frutales, maduros, complejos. Muy bien estructurado y con paso en boca más suave de lo esperado. Posgusto amplísimo. Goloso. De esos que invitan a beber (y yo con solo una botella, que nos supo a poco para cuatro). Era 2009, cabernet, merlot, syrah, algo de garnacha. Un rosado serio, elegante y a la vez, facilón.

Probaré el resto pero prometen. Bonita puesta en escena. El logo: las raices del viñedo en la tierra. Así está Mariano, enraizado en su Somontano.

Todavía veo sus ojos clavados fijamente en mí, con rictus serio, cuando me entregaba las botellas y me decía:”yo no le pongo mi nombre a cualquier cosa”.

Nuestro Roble
Nuestro Roble
Reserva familia
Reserva familia

2 pensamientos sobre “Nuevo vino del Somontano: “de Beroz””

  1. Me parece cercano e interesante el artículo. Felicidades por la pagina web.
    Yo soy un barbastrense que lleva 15 años en Guatemala.
    Si todo nos va como esperamos deseamos que ete vino de Beroz se sirva en los mejores hoteles y restaurantes de este pais y quien sabe si tambien extenderlo a nivel de la región centroamericana.
    Espero que la visita esta semana de mi socio por las bodegas “de Beroz”, sea la consolidación de un trabajo que puede prometer.
    ¿Quién va a tener más interés que un somontanés como yo, de extender la CALIDAD DE NUESTROS VINOS POR ESTOS LARES?
    Atentamente desde Guatemala
    José Luis Pascual
    Pepelu

  2. Gracias por el comentario. Los últimos 15 años del Somontano han sido revolucionarios. Supongo que habrás venido alguna vez en todos los años que llevas fuera. Si no fuera así, te quedarías sorprendido del cambio que ha experimentado la zona en torno al vino

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *