El robot camarero

hajime-robot-restaurant-04032010

He sido, y lo soy, un ferviente defensor de la profesionalidad del servicio, tanto en la sala de un restaurante, como detrás de la barra de un bar. Tengo buenos amigos en dicha actividad que luchan por dignificar y darle la importancia debida a ese labor que requiere  una serie de conocimientos y  una preparación adecuada para ser ejecutada con profesionalidad.

Desgraciadamente, en este país, parece que todo el mundo sirve para ser camarero o similar. Además, al tener horarios complicados, parece que es la última opción de trabajo y por eso era, es frecuente, ver a emigrantes ocupándose de dichas tareas.

Observo en muchas ocasiones la pérdida de la cordialidad en el trato, habitual en cualquier relación con los clientes sean del sector que sean. Entramos a bares y restautantes donde no nos atienden, donde se reciben malas contestaciones, malas caras, donde, para pagar, hay que esperar hasta lo indecible… y eso por mencionar únicamente las supuestas normas básicas de cortesía.

Todos esos malos profesionales del servicio en hostelería, tendrían que ver este video con el robot-camarero del restaurante Hajime, en Bangkok. Ataviado como un samurai, sirve los platos eficientemente, no contesta, no hace esperar, no “gasta” mala leche y, por si fuera poco, baila para entretener a la clientela. En dicho restaurante, no existe la intervención humana para servir los platos. Los clientes hacen su pedido en la pantalla táctil de su mesa y, en poco tiempo, el autómata aparece con los platos de la comanda.

Su propietario ha invertido 687.111 € en el local, con robots incluídos. Porque, para llevar platos, mejor un robot.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *